Skip to main content

Gran Tour por Galicia | La Ruta Galicia Mola

GRAN TOUR POR GALICIA

La persona que más recomienda Galicia del mundo

En el año 2014 gané el concurso de Turgalicia La persona que más recomienda Galicia del mundo“. No sé si soy la persona que mejor recomienda Galicia, lo que sí sé es que la recomiendo con muchas ganas.

Galicia te conquista, Galicia te enamora, la verdad es que Galiciamola, así que merece la pena conocerla.

Quizás no sea un destino turístico típico español de sol y playa, pero te puedo asegurar que hay sol y playa (de vez en cuando) y mucho más …

A continuación os voy a contar mi viaje y mi experiencia personal y al terminar vosotros mismos comprobaréis si merece la pena o no hacer este viaje por Galicia.

El premio consistía en un viaje por Galicia de 9 días para dos personas, ocho noches por toda Galicia, visitando sitios inolvidables de las cuatro provincias y alojándonos en Paradores u Hoteles de cuatro o cinco estrellas: ¡Todo un lujo!

Itinerario y días de la Ruta por Galicia #RutaGaliciaMola

¿Qué incluía el viaje por Galicia?

  • Alojamiento en cuatro paradores y cuatro hoteles en régimen de media pensión.
  • Entradas para la exposición Auga Doce en Santiago de Compostela.
  • Visita guiada al Pazo de Faramello.
  • Travesía Baiona – Cíes – Baiona.
  • Crucero fluvial por los Cañones del Sil.
  • Crucero en lancha por la ría de Ferrol.

Y por supuesto mi acompañante…mi mujer.

Reconozco que las veces que fui de viaje nunca me alojé en Paradores, así que esta experiencia me brindó una oportunidad muy buena para hacerlo. Tengo que decir que disfruté muchísimo los cuatro Paradores , aunque son muy diferentes en cuanto al entorno, edificaciones etc… lo que tienen en común es cierto lujo arquitectónico y ofrecen una cultura, historia y tradición importante del lugar. Sus paredes, incluso sus muebles parecen que te cuentan cosas.

Es una experiencia única incluso podríamos decir que es como un viaje al pasado y en algunos casos, también una exaltación de la gastronomía gallega de calidad y de su Patrimonio Histórico-Artístico (algunos son Castillos, Monasterios, Casas señoriales etc…) Un sello indiscutible de la red de Paradores es el trato exquisito y personalizado que ofrece el personal a sus huéspedes. Si tenéis la oportunidad de alguna vez alojaros en alguno, hay muchos repartidos por nuestro país, no dejéis de hacerlo.

Desde el principio nos dimos cuenta que el viaje era mucho “coche”, algo que no nos gustó demasiado, pues no nos apetecía para pegarnos “unos tutes” tremendos. Así que, decidimos que cuando llegásemos al sitio que nos tocaba visitar ese día, aparcaríamos el coche y lo visitaríamos todo andando, paseando y de paso haciendo ejercicio.

Así que ese era nuestro primer propósito del viaje: Conocer los lugares andando.

Comenzamos nuestro viaje desde, como no, la ciudad del Apóstol Santiago y final de su peregrinaje, la capital de Galicia: Santiago de Compostela, en la provincia de A Coruña.

RUTA DIA 1: SANTIAGO DE COMPOSTELA

Nos alojamos dos noches en el Hostal de los Reyes Católicos. El parador de Santiago de Compostela está considerado como el hotel más antiguo del mundo, situado en un lateral de la Plaza del Obradoiro, junto a la Catedral, Colegio de San Jerónimo y Pazo de Raxoi. ¿Qué podemos decir del Hostal que la gente no sepa ya?.

Detalle en el Parador de Santiago

detalle parador santiago de compostela
Detalle bienvenida en el Parador de Santiago de Compostela

Es un lugar de visita obligada a Santiago que no dejará indiferente a nadie. Conocido históricamente como Hospital Real de Santiago de Compostela, de estilo plateresco que fue construido por orden de los Reyes Católicos (como su nombre indica), desde 1501 hasta 1511, para dar atención médica a aquellos peregrinos que lo necesitasen al finalizar el Camino de Santiago. Fue utilizado como hospital hasta el siglo XVI y a partir del siglo XX se convirtió en Parador de Turismo, con la denominación Parador Museo Santiago.

Lo más espectacular del Parador de Santiago de Compostela, a mi entender, es su impresionante fachada de estilo plateresco. Si hace buen día, como fue nuestro caso, puedes sentarte un ratito en el centro de la plaza para admirar las fachadas de La Catedral, y a continuación la del Hostal de Los Reyes Católicos, te aseguro que te transportarán a otros tiempos.

Ya en el interior, algo que me impresionó mucho fueron los dos patios góticos y los dos barrocos, que forman una cruz griega y la Capilla Real, un conjunto escultórico extraordinario.

Habitación en el Parador de Santiago

Habitación en el Hostal de los Reyes Católicos
Habitación en el Hostal de los Reyes Católicos

Después de admirar el Hostal por dentro y por fuera, comenzamos nuestro paseo por la ciudad con una visita al casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad. Esta es mi ciudad, donde yo vivo y aún así, siento algo especial cada vez que paseo y recorro todas sus calles y plazas: Obradoiro, Quintana de Mortos, Praterías, Azabachería, Cervantes, el Toral,Pazo de Fonseca,  gran enclave de la Universidad de Compostela, paseando por sus interminables rincones acogedores y mágicos sientes una calma y una paz indescriptibles.

Praza da Quintana

Plaza de la Quintana en Santiago de Compostela
Praza da Quintana en Santiago de Compostela

No nos llovió, pero aunque lo hiciese no nos hubiese importado, pues la lluvia en Santiago es Arte, sí señor, no es un tópico, podemos decir que nos invita a soñar y estimular nuestra imaginación. Cuando vas paseando por el casco histórico con la piedra mojada, parece un paseo por laberintos de espejos, recordándonos tiempos pasados y con un punto mágico.

A última hora de la mañana, decidimos ir a la Catedral, no disfrutamos del espectáculo del botafumeiro (inmenso gigante que vuela por encima de la naves del crucero, sólo en determinadas ocasiones), pero pudimos sentarnos admirando su belleza, descansando un ratito y encontrarnos con nosotros mismos durante ese rato de reflexión.

Después del paseo y antes de comer volvimos a nuestra habitación, enorme, antigua, preciosa y con unas vistas extraordinarias a la plaza del Obradoiro, y nos preparamos para disfrutar de unas exquisitas tapas, típicas gallegas por la zona vieja.

Dentro de la organización del viaje tenemos incluida una visita a la Ciudad de la Cultura, para ver la exposición Auga Doce. Muy interesante, teniendo en cuenta el bien tan preciado y necesario en nuestras vidas como es el agua. Y como dije antes en Galicia y en particular en Santiago de Compostela es Arte (nunca mejor dicho).

Cidade da Cultura en Santiago de Compostela

Cidade da Cultura, Santiago de Compostela
Cidade da Cultura, Santiago de Compostela

La Ciudad de la Cultura es un complejo arquitectónico diseñado por el famoso arquitecto estadounidense Peter Eisenman, dedicado a exposiciones, eventos culturales y de entretenimiento. El complejo está situado en el monte Gaiás, emulando con su forma la concha de una vieira (emblema de los peregrinos por excelencia).

Volvemos paseando al hotel, callejeando por el casco histórico, ya que lo bueno de Cidade da Cultura es que está tan cerquita del centro de Santiago que si hace buen día y te apetece andar, puedes ir paseando, cosa que se agradece mucho en cualquier ciudad.

Restaurante dos Reis, Hostal de los Reyes Católicos
Restaurante dos Reis, Hostal de los Reyes Católicos

Descansamos un poco en nuestra lujosa habitación, con su inmensa cama y nos preparamos para descubrir la belleza de las antiguas caballerizas y posteriormente la morgue del hospital, hoy convertidas a restaurante: O Restaurante dos Reis.

El nombre desde luego le hace justicia, pues bajo esa bóveda, esas sillas altas con escudos bordados, ese pianista, cubertería de plata y esos camareros como los de antes, nos hicieron sentir como Reyes. La cena fue exquisita con producto gallego como una zamburiñas y otras cosas ricas.

 

 

DÍA 2: SANTIAGO DE COMPOSTELA

El segundo día también lo pasaremos en Santiago, pues en la ciudad hay tanto que ver y disfrutar que necesitamos otro día más para seguir valorando nuestra maravillosa ciudad.

Plaza del Obradoiro vista desde la habitación del Hostal dos Reis Católicos

plaza obradoiro vista hostal reis catolicos
Plaza del Obradoiro vista desde el Parador de Santiago

Después de un copioso desayuno en el Hostal, nos dirigimos al Pazo de Faramello, en la salida hacia Padrón. Allí teníamos prevista una visita guiada a las 12:00. El Pazo está en el ayuntamiento de Rois y es una casa señorial del siglo XVIII, situada en pleno corazón de la Comarca del Sar, y se encuentra equidistante en 12 km, tanto de Padrón como de Santiago de Compostela.

El Pazo de Faramello es de estilo barroco compostelano pero con mucha influencia italiana debido al origen genovés de su fundador (Marqués de Piombino). Es el último Pazo atravesado por el Camino de Santiago antes de llegar a la capital compostelana.

Pazo Faramello, Brión
Pazo de Faramello en Brión

Allí nos esperaba su dueño en la terraza del Pazo, con una copa de albariño y un rico paté de marisco. Algo anecdótico que nos llamó mucho la atención fue la grandeza del Pazo y más aún saber que el propio dueño vive allí. Mientras nos hablaba y embelesados por su historia, nos imaginábamos fantasmas o antepasados familiares que lo venían a visitar en sueños.

Según Camilo José Cela “El secreto mejor guardado del Camino” ya que el enclave parece que está escondido en medio de un bosque y rodeado de plena naturaleza y en donde en algunos sitios es tan cerrada, que apenas deja pasar un rayo de sol.

La finca del Pazo de Faramello la atraviesa el río Tinto, afluente del Sar, donde se puede apreciar que antiguamente había molinos y aperos de la Real Fabrica de Papel de Faramello, 1710. Hay que destacar también el origen industrial del Pazo y su biodiversidad. El Pazo sirvió de residencia estival de S. M. el rey Alfonso XIII y del Infante D. Luis de Baviera en sus visitas a Santiago.

Después de esta experiencia medieval, volvimos a Santiago para volver a la actualidad y almorzar en una terraza al aire libre, en el casco antiguo o “zona vella”, como cariñosamente le llamamos los santiagueses.

Por la tarde nos acercamos al Parque de Santo Domingo de Bonaval, un parque muy emblemático inaugurado el 24 de julio de 1994, asentado en un antiguo cementerio de los dominicos, para poder disfrutar desde allí de una panorámica del casco antiguo y de la alameda. Para los que no los conocen, muy cerca de allí estan los museos do Pobo Galego y el panteón de Gallegos Ilustres y el Centro Galego de Arte Contemporáneo, un interesante contraste entre lo antiguo y moderno, el pasado y el futuro de Galicia.

De vuelta al hostal visitamos el parque señorial de La Alameda en Santiago y desde el mirador sobresaliendo en el horizonte pudimos disfrutar de unas vistas de la Catedral privilegiadas y que resultan espectaculares al anochecer.

Nos volvimos a descansar al hostal. Para que pudiésemos ver y disfrutar otra habitación diferente, nos ofrecieron una con dos camas con dosel. Abrimos la ventana que de nuevo daba a la plaza del Obradoiro y nos dio la sensación de que estábamos dentro de un palacio.

Tengo que decir en favor del hostal que las personas que trabajan allí son encantadoras: Quiero dedicarle unas palabras de agradecimiento a Julio Castro, el director del Hostal pues es una pieza clave en el Parador; Gracias a todos por vuestra hospitalidad, amabilidad y cortesía, hacéis que los huéspedes se sientan como reyes y en un lugar así como invitados especiales.

DIA 3: BAIONA – ILLAS CIES (PARQUE NATURAL)

Al tercer día de nuestro viaje sí que ya nos despedimos del Parador y nos dirigimos hacia otro paraje bien distinto: Baiona, en la provincia de Pontevedra. Si vas desde Santiago, tienes que dirigirte al sur por autopista y el viaje te llevará alrededor de una hora.

En Baiona nos alojamos en otro Parador, el Parador Conde de Gondomar. Una belleza señorial situado en una bahía en lo alto de la península Monterreal, en el propio centro de Baiona. Nos llamó la atención la impresionante escalera de piedra que nos recibió al llegar.

Vistas desde el Parador de Baiona

Vistas desde Parador de Baiona
Vistas desde la habitación del Parador de Baiona

La habitación que nos asignaron tenía unas inmejorables vistas al mar y desde allí avistamos la maravilla que nos estaba esperando ese día, El Parque Nacional das illas Cíes.

As Illas Cíes pertenecen al municipio de Vigo y es un archipiélago en las conocidas Rías Baixas Galegas. Consta de tres islas: La Norte o Monteagudo, La Media o do Faro, y la Sur o San Martín.

En el puerto de Baiona cogimos el barco que nos llevaría hasta allí a las 12:00 en punto de la mañana y desembarcamos en la playa de Rodas, que según The Guardian en el año 2007, es la mejor Playa del mundo. Esta playa también está en nuestro Top Playas de Galicia. A nosotros, como gallegos este reconocimiento es algo que nos llena de orgullo, pero sin lugar a dudas, lo que está claro es que, con o sin consentimiento del prestigioso periódico británico, para nosotros es la playa más bella del mundo.

Playa de Rodas, posiblemente la mejor playa del mundo

playa de rodas en las islas cies
Posiblemente la mejor playa del mundo, Playa de Rodas en las Islas Cíes

Tuvimos un tiempo buenísimo, que nos permitió caminar por la isla e incluso efectuar alguna ruta de senderismo como por ejemplo la del Alto del Príncipe (111m) para poder gozar, desde allí de unas impresionantes vistas sobre la ría de Vigo.

En las Islas Cíes comimos en el bar/restaurante que está en el puerto con unas vistas inmejorables a la mejor playa del mundo.

Pasamos un día de ensueño, relajados paseando por sus acantilados y tomando el sol en las dunas y sus playas vírgenes. Nosotros no somos muy aficionados al buceo, pero reconozo la riqueza impresionante de sus fondos marinos y lo que disfrutarían allí los seguidores del snorkeling.

Puerto de las Islas Cíes

puerto de las Islas Cíes
Llegada a las Islas Cíes

Nosotros simplemente nos conformamos con bañarnos en sus frías aguas cristalinas, porque sí, están frías no nos vamos a engañar, no obstante una de las ventajas de tener unas aguas frías, es que podamos disfrutar del mejor marisco del mundo, pero volvamos a las Cíes, aquellos que decidan pasar la noche en las islas, tienen la opción de hacerlo en la zona del Camping habilitada para ello.

Por la noche volvimos a Baiona en el barco de las 19:00 horas. Descansamos un ratito y nos preparamos para una agradable cena en el Parador. Merece también la pena, al terminar de cenar, si el tiempo lo permite pasear por la Fortaleza del Parador, aunque con mucho cuidado pues la altura es considerable y por la noche te puedes caer al vacío… y acercarse también caminando a Baiona por la playa urbana, y tomarte un helado sentados, como nosotros, en una terraza del casco histórico.

Parador de Baiona

Parador de Baiona
Parador de Baiona

Si te interesa también puedes disfrutar de un ambiente nocturno muy agradable. Elegimos irnos a dormir pues el cansancio ya se iba, poco a poco, adueñando de nosotros.

DIA 4: RIBEIRA SACRA

Lo más interesante de este viaje a mi entender, es poder disfrutar de la variedad cultural, geográfica, gastronómica,…que tenemos en Galicia y eso lo comprobamos ya este cuarto día. Pasamos de un paisaje costero, de mar, de playas etc. a un paisaje espectacular de montaña, con una temperatura atmosférica totalmente diferente, mucho más calor, menos húmedo y más seco, un ambiente propio del interior, por cierto este lugar también está en nuestro Top 10 Lugares de Galicia.

Después de un suculento desayuno mirando al mar, abandonamos Baiona en la provincia de Pontevedra y nos dirigimos a la provincia de Ourense. Nos adentramos en la Ribeira Sacra, la mayor concentración de construcciones religiosas de estilo románico de Europa.

El viaje nos lo tomamos con calma pues tardamos por lo menos dos horas en llegar. Teníamos muchas ganas de conocer esta parte de Galicia, que nos avergüenza decir que no conocíamos y desde luego no nos defraudó. Es una zona tranquila, sin masificación turística que es algo que hoy en día se agradece mucho.

A las 16:30 teníamos programado hacer la ruta de los Catamaranes por el cañón del río Sil. No faltamos a nuestra cita. Puedo decir que el trayecto es espectacular, el catamarán se va adentrando por un profundo cañón, jalonado a ambos lados, por viñedos de uva mencía, una ladera pertenece a Lugo y la otra a Ourense.

Embarcadero de Santo Estevo. Nogueira de Ramuín en la Ribeira Sacra

Embarcadero Santo Estevo, Ribeira Sacra
Embarcadero de Santo Estevo. Nogueira de Ramuín, Ribeira Sacra

Nos quedamos maravillados con la viticultura heroica de la Ribeira Sacra, con las destrezas y habilidades que tienen que tener en esta zona, para recoger la uva en esas empinadísimas laderas. Un trabajo muy artesanal, que por supuesto tiene muchísimo mérito.

Vistas del Cañón del Sil desde el catamarán

Cañón del Sil en la Ribeira Sacra
Impresionantes vistas del Cañón del Sil en la Ribeira Sacra

Por la tarde hicimos la ruta de los Miradores: visitamos en primer lugar el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil y posteriormente el Monasterio de San Pedro de Rocas, que fue el que más nos ha impresionado.

Monasterio de San Pedro de Rocas

monasterio san pedro de rocas ribeira sacra
Monasterio de San Pedro de Rocas, enclavado en un una Roca

El Monasterio de San Pedro de Rocas, uno de los más antiguos de Galicia, y desde luego su nombre le hace mucha justicia pues está totalmente excavado en la roca natural.

Mirador Balcones de Madrid

Mirador Balcones de Madrid en la Ribeira Sacra
Mirador Balcones de Madrid en la Ribeira Sacra

Poco antes de que el Sil muera en el Miño, en Parada do Sil, están Os Balcóns de Madrid, considerado, el mejor Rincón de Galicia en el 2014, (por la guía Repsol) un mirador de gran altura, desde donde se puede apreciar el profundo cañón de la Ribeira Sacra.

Merece la pena sentarse en el sencillo banco de madera, y ver como el sol va desapareciendo en el horizonte. Yo diría que no se llega a ver Madrid, pero casi casi… jajaja.

 

 

Después de pasar un día muy agradable, todavía nos quedaba una última sorpresa, nuestro alojamiento: El Parador número tres, Parador de Santo Estevo.

Parador de Santo Estevo en la Ribeira Sacra

Parador de Santo Estevo en la Ribeira Sacra
Parador de Santo Estevo en la Ribeira Sacra

Desde luego nos quedamos impactados por varias cosas, una de ellas su situación: escondido entre una gran arboleda, es una verdadera maravilla arquitectónica claramente de estilo barroco y románico, declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1923. Consta de tres claustros (Románico, Gótico y Renacentista), y en uno de ellos estaban celebrando una boda cuando llegamos.

La verdad es que viendo el ambiente tan mágico y romántico (estaba todo decorado con flores y luces con muy buen gusto), nos dieron ganas de volver a casarnos y venir a celebrarlo a este sitio. Descansamos un rato en la habitación, casi nos quedamos dormidos por la inmensa paz que reinaba, nos recordaba al retiro espiritual de los monjes Benedictinos, y nos fuimos a cenar.

Restaurante dos Abades

Salón del restaurante dos Abades
Salón del restaurante dos Abades

O restaurante dos Abades fue otra de las cosas que nos impactaron, ubicado en las antiguas caballerizas del Monasterio es de una belleza increíble, con techos altísimos (una bóveda de piedra de catorce metros de altura y cincuenta metros de largo) y un ambiente muy relajado y agradable. La temperatura era inmejorable, así que decidimos cenar en la terraza, una cena exquisita en la que no faltó la ternera gallega, maridada por unos excelentes vinos de la zona, de la variedad Mencía.

Estuvimos muy a gusto, rodeados de naturaleza en calma, y aunque estábamos a cierta altura, nos rodeaba un frondoso bosque y las ramas de algunos árboles casi llegaban a nuestra mesa. Parecíamos Elfos cenando a la luz de las velas.

Al día siguiente nos despertamos otra vez con esa sensación de paz y armonía que produce el estar rodeado de naturaleza en silencio, en un lugar tan idílico. La verdad es que invita a la meditación, a la reflexión y si alguna vez necesitas descansar, pero sobre todo dejar atrás estrés del trabajo, el móvil (allí apenas hay cobertura, nunca pensé que lo diría, pero hasta lo agradecí) o desconectar en general, este es el lugar ideal para hacerlo.

Otro de los puntos a favor de este viaje es que todo el descanso, desconectar del móvil, del trabajo etc…ayudó a retomar conversaciones entre nosotros, que ya las teníamos abandonadas, simplemente conversar, hablar y desde luego mejorar y cuidar nuestras relaciones personales. Algo que a veces abandonamos o no le dedicamos el tiempo que se merecen, por la rapidez con que vivimos (en teoría siempre tenemos cosas más importantes que hacer), por lo ocupados que estamos y por el tiempo extra que le dedicamos en general a las nuevas tecnologías.

Esto nos llevó a la siguiente reflexión:

Siempre hay que encontrar y buscar momentos en nuestras vidas para cuidar nuestras relaciones personales, o sobre todo para dedicarle algo de tiempo de calidad.

Los lugares que fuimos visitando estos últimos cuatro días de viaje, nos ayudaron de una manera u otra en nuestro nuevo propósito.

Otra de las cosas que también nos dimos cuenta y valoramos fué que cada vez que cambiamos de provincia nos íbamos dando cuenta de lo afortunados que somos por vivir en un sitio tan bonito, y con un clima tan bueno (bueno claro, esto depende de cómo se mire, a mí me gusta mucho dormir por las noches en verano con una colcha fina…).

DIA 5: OURENSE – SAMOS – SARRIA

Después de un desayuno tranquilo en el Parador de Santo Estevo nos despedimos con mucha pena de este sitio tan idílico y nos dirigimos hacia el Camino de Santiago a su entrada en Galicia: al Cebreiro, en el municipio de Piedrafita y sus famosas Pallozas.

Vistas desde O Cebreiro

vistas desde O Cebreiro
vistas desde O Cebreiro

Cambiamos por supuesto de Provincia, pasamos a Lugo. O Cebreiro pertenece a la comarca dos Ancares Lucenses, a 1330 mts de altitud, pertenece al Camino de Santiago Francés.

Las pallozas son edificaciones espectaculares, características de la época prerromana que todavía se conserva en la zona de los Ancares.

Palloza en O Cebreiro

palloza en O Cebreiro
palloza en O Cebreiro

Son casitas con una planta circular y tejado de paja de centeno, que los niños dirían que les recuerdan a la aldea de los Pitufos (bueno los niños más mayorcitos que fuimos a E.G.B.).

Los muros de las pallozas son de mampostería de pizarra o granito, muy interesantes ya que tanto los animales como las personas compartían las estancias de la casa, para calentarse unos a otros.

Hay seis pallozas en total, una muy bien conservada, es el museo etnográfico del Cebreiro. Y aparte de un albergue para los peregrinos, también hay algunas pallozas habilitadas como refugios del Camino.

Mucha gente decide hacer el camino desde aquí, tienes 100 km hasta Santiago y puedes conseguir tu acreditación como Peregrino oficial antes de abrazar al Apóstol, en la Oficina del Peregrino.

Aquí sí que te recomendamos que te abrigues bien porque fuimos en verano y hace bastante viento y fresquito… aunque esto no impide que puedas pasear tranquilamente por el asentamiento.

La entrada a las pallozas es gratuita, cosa que se agradece.

Después de esta visita por la mañana, reanudamos el viaje de regreso hacia Sarria que está alrededor de cincuenta minutos desde allí.

Tengo que reconocer que nos hemos desviado un poco para pasar por Monforte de Lemos, pero que ya estábamos tan cerca su visita fue inevitable.

Monforte de Lemos

monasterio colegio nosa senora antiga monforte de lemos
Colegio del Cardenal Rodrigo de Castro

Por el camino paramos en el Monasterio de San Xulián de Samos, situado en el Camino de Santiago. Esta visita también la recomendamos por lo interesante de la Abadía. Para nosotros fue llamativo ver, que en este lugar vive una comunidad religiosa muy activa de monjes Benedictinos.

Monasterio de Samos

Monasterio de San Xulián de Samos
Monasterio de San Xulián de Samos

El tiene hospedaje y albergue para los peregrinos, visitas guiadas a la Abadía, elaboran productos propios que se pueden adquirir en la tienda del Monasterio etc… totalmente compatible con su vida monástica.

Las visitas son entre las 9:00 y 20:00 cada hora, eso nos da una pista de la gran afluencia de turistas que tiene el Monasterio.

La visita tiene un gran interés histórico y artístico: Después de la desamortización de Mendizábal, los monjes se instalaron de nuevo en este lugar en el año 1880, hasta hoy. La abadía tiene un claustro precioso, y es uno de los más grandes de nuestro país.

Después de esta agradable visita nos dirigimos a nuestro siguiente destino: Sarria. Muy cerca de Samos.

Sarria es también otra villa muy ligada al Camino de Santiago desde su origen medieval, es la más conocida del camino francés. Tiene 13.700 habitantes, pertenece a Lugo y se suele decir que es la puerta de entrada a los paisajes increíbles del Caurel y de los Ancares.

El alojamiento y la cena fueron en el Hotel Carris Alfonso IX, un hotel de cuatro estrellas, muy cómodo por su ubicación, pues está en el centro del pueblo y por sus instalaciones (restaurante, parking, wifi…).

Noche en Sarria en el Hotel Carris Alfonxo X

hotel carris alfonxo x sarria
Hotel Carris Alfonso X Sarria

Cuando llegamos pudimos ver muchísimos peregrinos descansando de sus largas jornadas.

Algunos nos contaron peripecias divertidísimas que les fueron sucediendo durante el viaje, incluso conocimos grupos de personas que no se conocían de nada y que haciendo el camino se hicieron mejores amigos.

Un señor nos contó que él había decidido hacer el camino él sólo, para encontrarse a sí mismo, pues estaba pasando una etapa dura en su vida y el camino le estaba ayudando a colocar toda su vida patas arriba, en orden.

Historias muy interesantes, bonitas, alegres, tristes, etc… No me extraña que haya tanta bibliografía relacionada con el Camino, es un verdadero mundo y sobre todo una experiencia (por lo que cuentan) muy espiritual.

Todas estas aventuras e historias nos dieron mucha envidia y despertaron en nosotros una inquietud muy aventurera y existencial.

Bueno ya sé cual será nuestro nuevo viaje, El Camino. Ya te contaremos …

Por la noche cenamos a la carta en el restaurante y elegimos como siempre un plato tradicional de la gastronomía de Galicia.

Después de la cena dimos un paseo por el pueblo pero nos retiramos pronto pues el viaje empezaba a pasarnos un poco de factura física y necesitábamos descansar

DIA 6: LUGO – VILALBA – FERROL

A la mañana siguiente y después de descansar y dormir muy bien, el hotel nos ofreció un completísimo desayuno buffet que nos puso las pilas para continuar más animados nuestro viaje.

La idea era seguir en la Provincia de Lugo y para ello por supuesto acercarnos a la capital. Así que hacia allí nos dirigimos.

Muralla de Lugo, Patrimonio de la Humanidad

Muralla de Lugo
Muralla de Lugo

Llegamos a media mañana y ya nos dirigimos a la impresionante Muralla Romana, que rodea todo el casco histórico de la ciudad. Es la mejor conservada de todas las fortificaciones romanas, por lo que fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Lleva hermanada con la muralla China de Quinhuangdao desde el 2007. Tiene una longitud de 2266 metros, así que merece la pena recorrerla andando.

La riqueza artística de esta maravilla arquitectónica, la Muralla de Lugo radica en su integración con el resto de la ciudad, formando parte importante de su belleza.

Catedral de Lugo
Catedral de Lugo

Pasamos la mañana paseando y sacando fotos por la muralla y visitando la Catedral de Lugo.

Al mediodía nos pareció muy buena idea tomarnos un vermú y tapear por las inmediaciones de la Praza do Campo. Las tapas que pedimos eran típicas gallegas: delicioso pulpo, navajas y almejas a la marinera, acompañados de un fresco godello.

Claro está que no pudimos reanudar nuestro camino inmediatamente, pues el vino nos dió una somnolencia que nos espabilamos caminando y tomando café por las terrazas del casco histórico de Lugo.

Esa es también una parte negativa del coche, que con la de vinos exquisitos que tenemos en Galicia, sólo los pudimos disfrutar en la cena por la noche.

Un poquito ya más frescos, a media tarde reanudamos el viaje de nuevo en dirección a la costa, esta vez la del Norte, hacia Ferrol en la provincia de la Coruña.

En la Ruta en barco por la Ría de Ferrol podrás ver varias fortalezas y algún castillo, este es el de San Felipe.

Castillo de San Felipe, Ferrol
Castillo de San Felipe, Ferrol

Ferrol es el único puerto militar intacto en Europa y la mayor base naval de la Ilustración. Una cosa que nos gustó mucho fue el turismo positivo de la ciudad, pues apuestan por un turismo industrial y desde luego diferente.

ruta barco por la ria Ferrol
Ruta barco por la Ría de Ferrol

Teníamos contratado en el viaje una excursión por la ría, a las 19:00 horas, que nos permitió admirar la ciudad desde el mar, las fortalezas defensivas de los Castillos de San Felipe, La Palma y el Arsenal militar.

Aprovechamos para sentarnos en la cubierta del barco y relajarnos disfrutando de la explicación del guía que nos tocó que era muy simpático, ya que nos fué intercalando anécdotas divertidas y chistes, con la historia militar de Ferrol.

 

 

Aquí nos alojamos en el Parador número cuatro: Parador de Turismo de Ferrol. Muy diferente a los otros tres.

Está situado también en el centro de la ciudad, en el barrio emblemático de la Magdalena, así que pudimos seguir con nuestro propósito de aparcar y dedicarnos a conocer la ciudad andando.

Parador de Ferrol
Parador de Ferrol

La diferencia con los otros, es que este Parador está muy en consonancia con el barrio pues es un edificio señorial con cierto aire marinero. Eso se nota en su decoración interior, su escalera principal nos recuerda a un barco con su farol, hay diversos mapamundis e instrumentos de navegación por todo el edificio.

Cenamos como siempre muy bien con una cena de ingredientes gallegos de primera calidad, hoy teníamos antojo de zamburiñas, que por cierto estaban buenísimas.

No sé por qué siempre nos apetece algo del mar, será porque esta zona costera nos recuerda la calidad de los mariscos y pescados gallegos. Nos llamó la atención que en el restaurante del Parador ofreciesen también menús temáticos.

El ambiente urbano, nocturno y veraniego de Ferrol nos invitaba a dar un paseo y tomarnos una copita antes de irnos a dormir.

DIA 7: SERRA DA CAPELADA – A CORUÑA

Nos levantamos con calma y disfrutamos de las vistas al astillero antes de bajar a desayunar. Los desayunos en general en los Paradores son espectaculares, y una vez más el de Ferrol no nos defraudó.

Seguimos en la provincia de A Coruña y obviamente el Norte de Galicia es muy diferente al Sur. Desde luego no voy a hacer una comparativa, ya sabéis que las comparaciones son odiosas, lo que está claro es que los paisajes y el clima son distintos. Cada uno tiene su encanto.

En el Norte está algo que desde luego cualquier visitante a Galicia debería ver: A Serra da Capelada.

Serra da Capelada, 620 metros sobre el nivel del mar en el caso de Vixía Herbeira

Serra da Capelada
Serra da Capelada

Nosotros ya lo conocíamos, pero aún así en este viaje volvimos a disfrutarlo muchísimo, pues aún nos quedaban sitios y rincones por ver.

Te explico: A Serra da Capelada es un lugar donde se encuentran unos de los acantilados más altos de Europa. Imagínate la altura (620 metros sobre el nivel del mar en el caso de Vixía Herbeira) y desde luego las vistas son una verdadera pasada.

Vamos por orden: Una vez iniciado el camino hacia A Serra da Capelada, hicimos nuestra primera parada en un pueblo marinero preciosísimo llamado Cariño (el nombre lo dice todo es acogedor y encantador).

Desde allí nos acercamos al Faro de Cabo Ortegal, a su derecha está la ría de Ortigueira.

Faro de Ortegal en Cariño

faro de Ortegal, Cariño
Faro de Ortegal, Cariño

Allí hacía un viento inmenso y bastante frío, así que nos abrigamos, nos sentamos en unas rocas y disfrutamos de la inmensidad del Océano rompiendo sus olas con tanta fuerza, que parecía que nos iba a engullir por momentos.

Seguimos la ascensión de la Serra da Capelada hacia el mirador que te decía, el Vixía Herbeira.

Desde allí fuimos a un pequeño pueblecito que a mí me encanta, porque es la típica excursión que haces de niño con el colegio y que cada vez te impresiona más. Incluso de mayor quizás más, porque de pequeño no eres consciente de la altitud ni de la magnitud extraordinaria del acantilado que allí habita. El pueblo es San Andrés de Teixido.

Dice la tradición que “vai de morto quen non foi de vivo”. Es decir que “vas de muerto convertido en reptil, si no vas de vivo”. Es el auténtico balcón al Océano Atlántico. Un espectacular paraje, que nos recuerda un poco a los Fiordos Noruegos.

Hay una leyenda muy bonita que dice que el Apóstol San Andrés llegó navegando en barca a los acantilados y su barca volcó (no nos extraña, ya que no nos imaginamos una barca navegando por allí con lo peligroso que parece…), bueno total, que su barca quedó convertida en un peñasco que le llaman la barca de San Andrés.

santuario-san-andres-teixidoNadie le prestó ayuda y Dios le prometió que recibiría un santuario y una romería hasta el fin del mundo y a esa fiesta acudirían todos los mortales vivos o muertos.

Allí está el Santuario (estilo Gótico-Barroco de los siglos XVI y XVIII) en el pequeño pueblo, todo cuesta abajo caminando, que si te despistas te caes a la inmensidad del Océano.

Hay una tradición que dice que puedes demostrar que has estado allí, depositando una piedra en los milladoiros (montoncitos de piedra), en las inmediaciones del Santuario.

Reanudamos nuestro viaje hacia Cedeira, una coqueta villa de pescadores donde pudimos pasear, también con un tiempo estupendo y comer en un restaurante que nos habían recomendado en las redes sociales.

Playa de Cedeira

Playa en Cedeira
Playa en Cedeira

Por supuesto aquí es el sitio del marisco y pescado por excelencia. La comida nos llevó un buen rato pues la saboreamos al máximo: Percebes de la zona y marrajo una especie de pequeño tiburón típico de esta zona acompañado de una cerveza bien fría.

Nos costó mucho arrancar con la barriga llena, pero como hacía un día de sol envidiable y ya empezamos a tener ganas de playita, nos fuimos hacia las playas salvajes de Vilarrube, Pantín y a Frouxeira en Valdoviño.

Playa a Frouxeira en Valdoviño
Playa a Frouxeira en Valdoviño

El ayuntamiento de Valdoviño tiene 25 km de litoral, con una oferta muy variada de playas y calas vírgenes escondidas entre los acantilados.

La de Campelo la descubrieron los surfistas en los 80 aunque hay más, esta zona en general es la preferida de los surfistas para cabalgar sus gigantescas olas. En la playa de Pantín se celebra el circuito mundial de surf , Pantín Classic Galicia Pro única prueba clasificatoria del circuito mundial de Surf de la WSL que se celebra en España, más info aquí PantinClassic.org. Se celebra aquí porque junto con la de Playa de Campelo el oleaje entra de una forma más directa.

Bueno parezco un entendido en el tema, pero no lo soy en absoluto, solo dejo plasmado las opiniones de los expertos en el tema. Nosotros simplemente disfrutamos al sol, viendo a tantos amantes del surf reunidos en un lugar que nada tienen que envidiar Hawai, California, Australia…..

Al ponerse la tarde nos dirigimos a nuestro nuevo destino El Hesperia Finisterre, un lujoso hotel de cinco estrellas, ubicado cerca del puerto y a escasos metros de la Plaza de María Pita.

Atardecer en A Coruña desde Hotel Finisterre

Vistas de A Coruña desde Hotel Finisterre
Anochecer en A Coruña desde el Hotel Finisterre

El hotel Finisterre tiene unas excelentes vistas al mar y está muy cerca del casco histórico y del puerto, en la conocida zona del Parrote.

A Coruña es otro destino diferente, urbano y cosmopolita.  El restaurante del hotel es enorme, con unas inmejorables vistas al puerto. Nos ofreció una cena típica gallega, pero con un toque de cocina sofisticada, maridada con un vino, albariño.

Aprovechamos la situación céntrica del hotel para salir a disfrutar un poco de la noche coruñesa.

DIA 8: A CORUÑA – COSTA DA MORTE

A la mañana siguiente desayunamos temprano, teniendo en cuenta que nos habíamos acostado un poquito tarde, para poder aprovechar la mañana paseando por el esta ciudad de las Rías Altas que nos enamora cada vez que vamos.

La Coruña, ciudad de cristal

A Coruña es la segunda ciudad más grande de Galicia y dicen que es el núcleo urbano más poblado.

Recomendamos pasear por el puerto, a nosotros nos coincidió con la llegada de un gigantesco crucero cargado de turistas que bajaban a pasear por la ciudad o de compras por la zona comercial. Algunas sugerencias: Cuatro caminos, Plaza de María Pita, El palacio Municipal, Los Cantones, la calle Real etc…

Plaza de María Pita con el ayuntamiento de A Coruña al fondo

Plaza de María Pita, A Coruña
Impresionante la Plaza de María Pita con su ayuntamiento

Lo que nos encanta de Coruña, es la zona de la Marina con todas sus galerías típicas de la arquitectura gallega, los soportales y las terrazas mirando al mar.

A media mañana nos cogimos el coche y nos fuimos a la parte de la ciudad donde puedes difrutar de la playa y la Torre de Hércules, que de origen romano fué declarada Patrimonio de la Humanidad, por ser el faro más antiguo del mundo, todavía en funcionamiento.

El faro más antiguo de mundo aún en funcionamiento, Torre de Hércules

El faro más antiguo del mundo
El faro más antiguo del mundo

Después de disfrutar de una mañana completa en A Coruña cogimos la autopista de Carballo dirección a otra de las maravillas de Galicia: A Costa da Morte.

El nombre de esta comarca hace referencia al drama que esconde la costa más peligrosa de Galicia, con infinidad de naufragios.

Esta zona noroeste gallega va desde punta Roncudo hasta el cabo Finisterre (“el fin de la tierra”). Es una zona de una belleza paisajística espectacular, con pueblos como Malpica, Camariñas, Vimianzo,Traba, Camelle, Muxía etc….

Impresionantes vistas desde el Mirador de A Grela en Cabana de Bergantiños

mirador a Grela, Cabana de Bergantinos
Mirador A Grela en Cabana de Bergantiños

Debido a la peligrosidad de la costa se construyó Cabo Vilán, el primer faro eléctrico de España. Está colocado en una majestuosa roca a 80 metros sobre el nivel del mar. Pudimos sentir con fuerza el viento y la bravura del Océano Atlántico.

Otro sitio muy recomendable, que también está cerca de aquí es la El Cementerio de los Ingleses.

Seguimos el viaje y paramos en Muxía, uno de los pueblos marineros más conocidos por el Santuario da Virxe da Barca, situada en un emplazamiento espectacular al borde del mar, sobre las rocas.

Cuenta la leyenda que en este lugar se le apareció La Virgen María al Apóstol Santiago, para darle ánimo y fuerza en su tarea de evangelizar en un lugar tan lejano a la tierra santa. Ella, cuando se fue, dejó allí A Pedra de Abalar (la barca en la que navegaba) y A Pedra dos cadrís (la vela).

Por desgracia un rayo calcinó esta iglesia en la Navidad del 2013, felizmente restaurada y habilitada a día de hoy.

Continuamos el viaje hacia Fisterra, otro pueblo, marinero, como todos los de la zona. Muy relacionado también co Camiño Xacobeo, ya que muchos peregrinos deciden terminar el camino aquí, no en Santiago, como manda la tradición.

Playa de Langosteira en Fisterra

playa langosteira en fisterra
Vistas de Playa Langosteira

Comienzan el camino en Santiago y terminan en Fisterra, cumpliendo con los dos rituales de bañarse en la playa Langosteira, para purificar el cuerpo y ver la maravillosa puesta de sol, que implica la muerte del sol y resurrección del nuevo día. Una metáfora de la vida para los peregrinos, que parecen que dejan atrás una vida para adentrarse en otra nueva.

Sabíamos ya con mucha pena que la última noche la pasaríamos aquí, en Fisterra y a la vez, nos alegramos mucho de que fuese así, ya que el final de nuestro recorrido coincidía con el final de la tierra y el final del Camino. Una hermosa contradicción, triste pero bonita.

Decidimos acercarnos al Faro de Fisterra, situado en el extremo del cabo,  después del Cabo de Touriñan debe de ser el más occidental de España, para ver una de esas maravillosas puestas de sol.

Fisterra, Km 0 del Camino de Santiago

Finisterre, KM0 del Camino de Santiago
Faro de Fisterra

Sentimos una especie de Apocalipsis, o final del mundo conocido, contemplando con estos sentimientos entrecruzados, la unión del sol con la inmensidad del mar.

Teníamos previsto pasar la noche en el Hotel Rústico Spa Finisterrae.

vistas-hotel-rustico-spa-finisterrae-fisterraEl hotel podemos decir que es una antigua casa de labranza con encanto. Muy bien situada pues puedes bajar desde su ubicación en lo alto de la montaña, paseando al centro de Fisterra.

Nos recibió su dueño que muy amablemente nos invitó a descansar en la habitación, muy acogedora y con unas vistas maravillosas al mar y al pueblo, mientras nos preparaban una suculenta cena totalmente casera: Una caldeirada de pescado, cuyo protagonista fue obviamente el pescado de la zona.

Acompañamos la cena con un exquisito vino blanco gallego, esto hizo que nos relajáramos y disfrutásemos de un paseo de ensueño por el pueblo.

Coincidió que estaban en fiestas y empezaba la verbena. No cabía un alfiler, había mucha gente de la zona, de vacaciones, pero sobre todo muchos peregrinos. Pasamos un rato muy agradable.

Tenemos que recalcar que prácticamente no nos llovió en todo el viaje, sí que encontramos algunas nubes grises, a punto de llorar , pues el cielo azul en Galicia a veces tarda un poco en llegar, pero disfrutamos de muy buen tiempo..

Para que luego digan de Galicia …

DIA 9: COSTA DA MORTE – FINAL DEL VIAJE

Al día siguiente desayunamos de nuevo, un desayuno muy casero y con un toque de cariño personalizado. Con la barriga llena tocaba despedirnos, de todo: Del viaje, de las vacaciones, da Costa da Morte etc.. pero no sin antes hacer alguna parada más.

Sabíamos que en el viaje de regreso todavía nos quedaban por ver sitios preciosos de nuestra tierra, así que señores esto todavía no ha terminado. O bueno casi no ha terminado.

El final del viaje sigue en esta provincia de A Coruña.

Reanudamos el viaje hacia Santiago, no sin agradecer al Hotel Spa Finisterrae su atención y amabilidad.

Esta parte del viaje la conocíamos bien, pero tengo que decir que nos encanta: Comenzamos por la Desembocadura del río Xallas en Ézaro (que pertenece al ayuntamiento de Dumbría).

Es el único río en Europa que desemboca en una cascada, antes de finalizar en el Océano Atlántico, esta cascada se le conoce como Fervenza do Ézaro.

Cascada de Ézaro

Cascada de Ézaro en Costa da Morte
Fervenza de Ézaro en Costa da Morte

Debido al potencial hidroeléctrico de la cascada, en invierno abren la presa determinados días y en verano en un horario más turístico, los fines de semana.

Este es un enclave precioso para los amantes de la naturaleza, incluso podéis pasar el día en su playa, la de Ézaro.

Nosotros ya teníamos pensado parar en una playa, pues ya teníamos ganas de tostarnos un poco al sol. Y decidimos hacerlo en la más larga de Galicia: En Carnota. Allí también visitamos el Hórreo de Carnota (en Santa Comba de Carnota).

Los hórreos son construcciones gallegas de gran tradición. En el hórreo se guardaban antiguamente las cosechas, sobre todo maíz y patatas. Su separación del suelo evitaba humedades, ratones… y su buena aireación hacía que los alimentos aguantasen, sin estropearse, más tiempo.

Es algo muy nuestro y que todavía mantienen y usan muchas casas gallegas. El de Carnota tiene la pecualiaridad de ser una obra barroca de 34,74 metros, que se encuentra en perfecto estado. Aunque no es el más largo de Galicia, ha sido declarado Monumento Nacional.

Como os comentábamos teníamos ganas de sol y playita, y como el día acompañaba, pues decidimos pasar el resto del día, de picnic en la playa de Carnota.

Playa de Carnota: La playa más larga de Galicia.

Playa de Carnota, la playa más grande de Galicia
Playa de Carnota, la playa más grande de Galicia

Una playa de 7 kms de longitud, tienes playa para rato… está en un estado de conservación impresionante, es naturaleza en estado puro y no podíamos tener mejor final para nuestra ruta por Galicia.

Vinimos totalmente renovados, cambiados y podemos decir también que valorando mucho más lo nuestro: Nuestra Gastronomía de calidad, nuestro Patrimonio histórico, cultural y arquitectónico, nuestra belleza de paisajes y playas de Galicia. Sobre todo porque son muy diferentes y puedes encontrar desde sol y playas en la costa, hasta montaña y naturaleza viva en el interior.

Incluso me atrevo a decir que el clima es envidiable, hay días que llegamos a experimentar las cuatro estaciones en un sólo día.

En cuanto a la gastronomía de Galicia, hemos comido un poco de todo, un poco más de carne en el interior y por la costa hemos disfrutado de sus pescados y mariscos, aquí os dejamos algunos de los platos.

Gastronomía de Galicia

Gastronomía de Galicia, Ruta Galicia Mola
Gastronomía de Galicia, gastronomía que mola

Y como no… su tradición… perfectamente en consonancia con la modernidad que nos rodea hoy en día.

Esperamos que después de nuestra aventura recorriendo Galicia, te hayamos abierto el apetito y tengas ganas de disfrutar de nuestra gastronomía y nuestros paisajes, pueblos y ciudades y te apuntes a visitarnos en tus próximas vacaciones ya sea en primavera, verano, otoño o invierno, cualquier estación tiene su encanto y es buena para conocerla.

Un pequeño consejo:

Aunque nosotros estuvimos nueve días, si tienes ganas de hacer esta ruta, sería conveniente que le aumentaras cinco días más, para disfrutarla mejor.

Queremos dar las gracias a Turgalicia por este regalazo, y a Viajes Paco por la buena organización del viaje y por los cambios que nos hicieron a última hora.

Por cierto, tuiteamos todo lo que pudimos durante todo el viaje por Galicia en twitter con el hashtag #RutaGaliciaMola.

Por todos estos motivos, Nos encanta Galicia, Recomendamos Galicia porque sabemos que Galiciamola !!! y no nos casaremos de decirlo 🙂

Ah, si te ha gustado nuestra ruta por Galicia, no dudes en compartirla, gracias 🙂

Y si estás buscando un hotel en Galicia, no te olvides de mirar en Booking.com podrás elegir entre 1.666 alojamientos, hoteles de 1, 2,3, 4 y 5 estrellas, hostales y pensiones, casas rurales, apartamentos, tú eliges.

Reserva un hotel en Galicia con Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *